Miércoles 26 , Abril de 2017

Lanzamientos cubiertos: una buena estrategia

Ignacio Voiron- Mesa de operaciones- TSA Bursatil ¿Qué es un lanzamiento cubierto? Consiste en vender una opción de compra (CALL) y la compra inmediata de la misma acción (o la tenencia previa de la misma).  Al vender un CALL, uno otorga a la contraparte el derecho a comprar sus acciones a un precio estipulado (el precio de ejercicio). Lo que recibe a cambio es lo que paga la contraparte por adquirir ese derecho (la prima del CALL).
Se llama lanzamiento cubierto, porque la estrategia consiste en tener las acciones disponibles en caso de que la contraparte ejerza su derecho de compra.

Image description

¿Cómo es la operatoria?

Al momento de la venta del CALL, el titular de las acciones mantiene en tenencia las mismas, recibe el dinero de la prima pagada por la contraparte y otorga el derecho a esa contraparte, de comprar las acciones hasta la fecha de expiración de dicho CALL.
Dos escenarios son posibles:

1- Expiración de la opción de compra

Si durante el tiempo de vigencia del CALL, el precio de mercado de la acción se mantiene por debajo del precio de ejercicio, el tenedor no ejercerá su derecho. El lanzador (tenedor de las acciones) obtendrá en consecuencia, una rentabilidad igual al monto total de la prima cobrada (pagada por la contraparte). Este escenario suele darse en mercados estables, sin una tendencia definida. En conclusión, el lanzador se asegura el cobro de la prima, y mantiene sus acciones en tenencia.

2- Ejercicio de la opción

Si en algún momento durante la vigencia del CALL, el precio de mercado de la acción es superior al precio de ejercicio, el tenedor ejercerá su derecho. En tal caso, el lanzador deberá vender las acciones al tomador a un precio menor al que cotizan en el mercado. Sin embargo, esta pérdida se verá aminorada gracias a la prima cobrada anteriormente por el lanzador. Este escenario suele darse en condiciones de mercado volátil o en una tendencia bien definida.

¿Cómo determino mi rendimiento? Ejemplo numérico y tasa de interés

Precio de la acción: $90
Base de la opción: $80
Precio de la  prima del CALL: $15
Días hasta la expiración: 30 días

El lanzador recibe $20 por la venta del CALL, manteniendo las acciones en su cartera. Con lo cual tiene la obligación de vender las acciones a $90, si la contraparte ejerce. A cambio, recibe esos $15. Transcurridos los 30 días podemos encontrarnos con dos situaciones:

1) La acción cotiza a $75

Quien compró la opción no la quiere ejercer porque la base es $80, pero en el mercado la consigue a $75. El lanzador mantiene la acción (que ahora vale $75) y el dinero cobrado por la prima ($15).
El valor de la acción cayó 20%, cuanto antes valía $90,  ahora vale $75.  A simple vista nuestra cartera tendrá perdida, sin embargo, el precio de la acción bajó $15, pero gané $15 por haber lanzado la opción. En conclusión, me cubrí ante la baja de mercado y amortigüé la pérdida.

2) La acción cotiza a $100

Quien compró la opción va a ejercer porque la base es $80 pero en el mercado debería pagarla $100. Al ejercerla tiene una ganancia inmediata de $20. El lanzador tiene la obligación de vender la acción y recibir el valor de la base, o sea $80.

El valor de la acción subió un 11% (antes valía $90 y ahora $100),  sin embargo, mi ganancia se ve incrementada por la prima recibida de $15. En conclusión, la acción subió un 11%, pero mi ganancia será de un 16,6% (los $90 de la venta de la acción, más la prima de $15 recibida), con lo cual gané un 5,6% "extra". La segunda conclusión que hacemos, es que en momentos de baja volatilidad el lanzamiento cubierto permite lograr una ganancia extra determinada por el valor de la prima recibida.

El lanzamiento cubierto es otra forma de hacer tasa de interés, convirtiendo una renta variable en renta fija de corto plazo (en este caso los 30 días). En la situación donde la acción cotiza a $100 al momento del vencimiento, tuve una ganancia del 16,6% en 30 días (equivalentes a una tasa anual del casi 200%),  puede ser tomada como una tasa de interés fija que puedo determinar de antemano y que se hará efectiva en escenarios donde el lanzamiento es ejercido.
En escenarios donde el ejercicio de la opción no se realiza, me aseguro de todas maneras el cobro de la prima, la cual, también determino de antemano.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: