Viernes 18 , Agosto de 2017

Wework: La reinvención del espacio de trabajo (Carlos Gareis en IN Semanal)

En Esmeralda 950, casi Paraguay, cuando uno levanta la vista se encuentra con los 25 pisos de la Torre Bellini, recién terminada por fuera y en marcha frenética por dentro para que -el 1 de mayo- abran los primeros pisos de WeWork, el sistema de alquiler de oficinas y escritorio que está cambiando la forma de trabajar en las grandes ciudades.

Image description
Image description
Image description

La empresa nació en New York en 2008 de la mano de Adam Neumann y en 10 años creció exponencialmente: 120 edificios en 30 ciudades del mundo donde trabajan 120.000 personas en red.
La primera apuesta por Argentina es monumental: 12.000 m2 en 24 plantas con capacidad de 2.400 escritorios desde un valor inicial de $ 2.800 (más IVA) al mes. Pero si el “hardware” es importante, en WeWork lo decisivo es el “software” y al frente del equipo de trabajo en el país está Carlos Gareis, un joven de 36 años y larga trayectoria en la industria de la hospitalidad en Argentina, Estados Unidos y México.
A semanas de la apertura de los primeros pisos (todo el edificio estará listo en agosto), Gareis nos cuenta la filosofía de WeWork y su modelo de negocios.

¿Cuál es el concepto detrás del fenómeno WeWork?
Somos una plataforma para creadores, para la gente que quiere cambiar su manera de trabajar y dejar de separar trabajar y “vivir”. El trabajo es parte de la vida, buscamos que la gente disfrute de lo que hace todos los días, que no separe más esos mundos.

¿Nacieron con este concepto o fue mutando en el medio?
Ambas cosas… Nació un poco con este concepto, pero también fue mutando porque fuimos aprendiendo edificio tras edificio. Le vamos dando siempre un “upgrade” y nos seguimos considerando una “startup”, porque eso implica el espíritu de querer seguir aprendiendo, de estar en “beta”.

¿Cuántos edificios tienen?
Hoy estamos en 12 países y 30 ciudades con más de 120 edificios, en números que se actualizan mes a mes.

¿Todos los espacios que alquilan son físicos o también hay virtuales?
Contamos con membresías físicas y también miembros virtuales. Vos podés ser nuestro miembro por medio de la aplicación, sin tener un escritorio en un lugar específico. Te bajás la aplicación y por una cuota mínima tenés acceso a la red y a los beneficios, pero no hace falta que pertenezcas a un edificio físico. En cambio, si vos rentás una oficina pertenecés a ese edificio y tenés acceso a la red global.

Repasemos, entonces, cómo son los tipos de pertenencia...
Está el We Membership, que es al acceso a la plataforma virtual en la cual conectás con más de 120.000 miembros. Podés ir a todos los eventos que hacemos en todos los edificios del mundo, podés decir cuáles son tus necesidades e interactuar en la red. Esto tiene un costo de US$ 45 por mes y te otorga créditos con los que podés reservar algún lugar de trabajo de vez en cuando. 
Después tenemos la membresía del Hot Desk, que es el típico espacio en el que vos vas y te sentás en el lugar que esté vacío. Con esta opción tenés acceso a todos servicios de los edificios donde pertenecés y créditos que te permiten reservar un lugar de trabajo en algún otro WeWork del mundo. El Hot Desk tiene un valor de $ 2.800 más IVA.

Perfecto, ¿y espacios exclusivos ofrecen?
Exactamente, tenemos el Escritorio Dedicado donde -en un área abierta- tenés un escritorio tuyo donde podés dejar tu computadora y tenés tu cajonera con llave: todo lo que está ahí es tuyo y todos los días que quieras usás ese escritorio. Eso vale $ 4.000 más IVA por mes.
Después pasamos a la Oficina Privada, que es una oficina tuya, podés poner todo lo que vos quieras, tenés una llave para ese piso y oficina en particular. También tenés créditos para impresiones, blanco y negro y a color. El valor de este servicio es de $ 4.200 más IVA por mes.

¿Los contratos son…?
¡Mensuales! Es una de las ventajas que tenemos: nuestros contratos son mes a mes. Le decimos contrato pero en realidad es una membresía, somos una empresa de servicios. No hay arrendamiento de lugar. Entonces 30 días antes vos decís “me voy” y te vas sin ningún problema.

Muy flexible para emprendedores...
Sí, tenemos algunos freelancers que trabajan 3 meses acá y 3 meses en otro lado, entonces nos reservan por 3 meses y se van; cuando regresan nos vuelven a reservar por otro mes y así.  Pero ojo, esto también es muy bueno para las compañías medianas o grandes que no saben si van a crecer. Con nosotros podés decir: “hoy somos 20, pero el mes que viene vamos a ser 10 más”, y nosotros te acomodamos esos 10 lugares más. Y si se te cae el proyecto, no pasa nada porque vos pagás mes a mes lo que necesitás y no corrés el riesgo de tener un contrato por varios años. En síntesis: no pagás espacio ocioso nunca.

¿Cómo es el horario?
Estamos abiertos 24 horas, los 365 días al año. Hay gente que trabaja desde un lugar para otro con un huso horario diferente, gente que le gusta trabajar más de tarde o noche.

¿Si pago un Hot Desk puedo hacer una reunión en WeWork?
Podés invitar a todas las personas que quieras por medio de la aplicación, de forma que nosotros los registremos y sepamos quiénes vienen, por un tema de seguridad, simplemente.

¿Ofrecen servicios de secretarías?
No atendemos el teléfono y no tenemos una secretaria específica; lo que sí tenemos es una recepcionista, de 9.00 a 18.00 de lunes a viernes, que atiende en la base de recepción para recibir a tus invitados, tus paquetes y para solucionarte cualquier problema que tengas.

¿No tienen una central telefónica, entonces?
No, no lo hacemos porque todo el mundo usa su celular y la mayoría tiene telefonía IP.

¿De dónde está viniendo la demanda para el edificio en Buenos Aires?
Cada edificio tiene el perfil del lugar donde está ubicado y éste (Esmeralda 950, entre Retiro y la Avenida 9 de Julio) me parece que va a tener mucha diversidad. Ya tenemos contratos firmados con emprendedores y tenemos empresas que toman espacios para 200 personas. Eso es muy bueno porque se genera una comunidad muy diversa y ahí es donde nosotros ayudamos a que conecten entre sí y se generen negocios.

¿En la región, dónde operan?
En México tenemos dos edificios y vamos por el tercero. En San Pablo estamos en obra y tenemos un plan muy ambicioso para llegar a varias ciudades muy pronto, como Bogotá. Incluso con otros edificios en Buenos Aires y alguna ciudad más de Argentina.

¿En qué otros lugares relevantes están?
El listado es largo y no lo sé de memoria (risas)... en Tel Aviv, Hong Kong, Shangai, Berlín, Amsterdam, París, Sidney, Londres, además de New York, Miami y varias ciudades más en Estados Unidos.

¿Cotizan en bolsa?
No. El interés hoy está enfocado en cómo cambiamos la manera de trabajar, más que en un tema económico. La idea del CEO es cambiarle la manera de trabajar a la gente, y eso nos tiene muy entusiasmados. Acá venimos a cambiar las cosas, queremos marcar una diferencia.

Contame más de este valor agregado que es interactuar con los miembros de la red…
Nuestra principal fortaleza es la comunidad de gente que tenemos. Es una comunidad de emprendedores, todos tienen ganas de crecer, de cambiar cosas, de generar un impacto. Nosotros, en base a las necesidades que ellos tengan, ayudamos a conectarlos con algún otro miembro que tenga la solución que ellos buscan. Mirá este dato: 70% de los más de 100.000 miembros que tenemos, alguna vez generaron un negocio entre sí. ¿Se entiende? Si te hace falta un diseñador web, impulsamos que lo busques en la red. Un abogado, un escribano, un contador… lo que necesites, casi seguro está en nuestra red.

Ustedes navegan en “mares azules”, no molestan a nadie…
(Risas) Y si pasa, no nos damos cuenta. O mejor: si pasa, tratamos de solucionarlo. Venimos a hacer las cosas bien. Dicen que competimos con otros espacios de coworking, pero personalmente me junté con los propietarios de los coworking más grandes que existen para ver cómo juntos podemos hacer cosas para ayudar a la comunidad emprendedora.

¿Cómo resuelven el tema de la conectividad con tanta gente?
Acá vamos a tener como mínimo 800 megas y hasta 1 tera y otros 250 megas de backup dedicados para nuestro edificio. Nosotros sabemos que el internet es fundamental, tenemos muchas empresas de tecnologías que trabajan con nosotros.

Ideal para tentar a los que trabajan en los Starbucks…
¡Diste en el clavo! La gente que trabaja en esos lugares, si se toma dos cafés por día gasta lo mismo que tomando un escritorio con nosotros, teniendo la mejor internet, sin morirte de frío por el aire acondicionado (risas)... ah, y el café acá es gratis.

¿Hay seguridad adicional en la red de internet?
Tenemos WiFi para todos, pero tenemos una entrada de internet por si querés tener una red privada. Para empresas grandes podemos otorgarle un IP privado y si quieren una red privada, también lo hacemos.

¿Estacionamiento?
Obvio. Más de 100 lugares, que se cobran aparte, con ingreso directo desde la cochera al edificio.

¿Algo más?
Mucho… por ejemplo, somos un edificio pet friendly. Podés venir con tu mascota, previo dos semanas de prueba donde comprobamos que el animal está bien adaptado y no entorpece ni molesta al resto. Acá vamos a tener una sala para cambiar y atender a tu bebé y hasta una sala de meditación.

Con tantos servicios, ¿cuántos son en el equipo?
Muy pocos, tercerizamos muchos aspectos como seguridad y limpieza. Seremos 8 personas directamente en WeWork para este edificio.

Me dijiste que organizan actividades...
Sí, de todo tipo, como clases de yoga y mezclamos trabajo con vida, porque queremos que la gente no quiera trabajar en su casa, sino que quiera venir a trabajar acá porque la pasa bien. Generamos una cultura alrededor de tu compañía.

¿Por qué la elección de Argentina antes de San Pablo o Santiago?
En Argentina somos emprendedores, somos creativos… creo que la diversidad de políticas que tenemos siempre nos hace buscar la mejor manera de innovar y ver cómo superar las olas que se interponen adelante. Creo que eso nos hace ser mucho más creativos. Hay un nicho de emprendedores gigantes acá, esa fue una gran motivación para venir a Argentina. 

Comentarios:

Dejá tu Comentario: