Viernes 21 , Julio de 2017

“Venimos a jugar en serio” (José Luis Valls, president & CEO de Nissan Latin America)

Después de algunas idas y vueltas en la región, finalmente Nissan decidió apostar por los dos mercados más grandes y regulados de Latinoamérica: se instaló en Río de Janeiro y está avanzando su proyecto industrial junto a Renault en Córdoba.
Aunque la Frontier recién saldrá “made in Argentina” a fines de 2018, la empresa ya empezó a importar en el marco de los acuerdos “flex” y tiene un as en la mano: el Kicks, un SUV pequeña que ya representa el 50% de las ventas en Brasil y que llega al país en las próximas semanas.

Image description
El mundo está mirando a Argentina con otros ojos: se están empezando a animar a venir.
Image description
El Kicks será una parte importante de nuestro portafolio; en Brasil ya es el 50% de las ventas.
Image description
El auto autónomo es más relevante en Japón, el eléctrico en China y Europa. Aquí primará el auto conectado.

Con responsabilidades en la región “desde Guatemala hacia abajo”, el argentino José Luis Valls está entusiasmado: ve cambios positivos en Argentina y sabe que -más tarde o más temprano- Brasil repuntará y Nissan ya estará bien instalada para aprovechar el nuevo momento.

¿Cuál es la realidad de Nissan en la región? ¿Se meten en el partido en serio ahora?
Somos nuevos en la región, muy nuevos sobre todo en los 2 principales países de la región -que son Brasil y Argentina- donde para jugar en primera tenés que tener una base de manufactura industrial local, porque si queres jugar como importador vas a jugar en un 3 o 4% en total del tamaño de la industria.
En los últimos años, si bien hemos tenido una presencia errática, nunca jugamos en serio en Brasil y Argentina. En el resto de la región, la presencia también ha sido errática y a través de importadores, pero la realidad es que todos juegan así. En esos mercados, si vos quitás Brasil y Argentina, la presencia de Nissan ronda el 10%. Es decir, en igualdad de condiciones, sin tener que tener manufactura, estamos en el nivel 10%. A nivel mundial, hoy tenemos una participación de mercado del 6%, y hace un par de años, entre Brasil y Argentina no llegamos ni al 2%. El 70% de la región, sin contar México, presenta el volumen entre Brasil y Argentina.
Yendo a tu pregunta: sí vamos a jugar en serio y vamos a empezar a ver qué es lo que hay que hacer para estar entre las principales marcas de la región.

¿Industrialmente qué tienen en Brasil?
Se hizo una inversión muy importante en Rio de Janeiro para producir vehículos de pasajeros, March, Versa y el crossover Kicks, que ya se está produciendo desde el mes pasado. En ese marco y dentro del Mercosur y los acuerdos bilaterales entre Brasil y Argentina, definimos la producción de una pick up en el país y a través de la alianza con Renault, decidimos que la plata de Santa Isabel en Córdoba era un sitio ideal.

Una alianza donde todos ganan...
Sí, pero el reto era importante: vinieron todos los gurús de manufactura industriales de Japón, examinaron la planta y dijeron que sí se podía. Se aprobó todo el proyecto y en abril del 2014 decidimos ir adelante. Es una oportunidad muy grande para Nissan la de venir al país, jugar muy fuerte en la región y complementar la inversión de Brasil.

¿En qué etapa de desarrollo está el proyecto?
Estamos contratando a la gente e instalando la maquinaria. Si vos vas a Santa Isabel ahora verás la transformación que ha tenido esa planta en el último año, preparándose para producir la pick up. Y estamos por inaugurar las oficinas de Nissan el mes que viene.

¿Las oficinas van dentro del predio?
Exacto, dentro del predio. Yo las ví el mes pasado y las vamos a inaugurar a finales de agosto. El inicio de producción está pensado para el segundo semestre del 2018, por septiembre/octubre. Ahí estaríamos iniciando la producción de la Frontier.

Técnicamente ¿cuándo son una automotriz, que les permite empezar a utilizar los términos de intercambio con Brasil?
Ya arrancamos a importar desde Brasil en enero en el marco acuerdo bilateral con “Flex”. Hasta 2020 tenemos para adecuar nuestra balanza en 1,5 (por cada 1,5 importado desde Brasil, se debe exportar 1 desde Argentina). Por eso hemos crecido tanto en nuestras ventas, ya que antes hemos estado limitados a la cuota de México. Obviamente cuando empieza la exportación, a partir de 2019, vamos a empezar a compensar la balanza.

¿Cómo está la línea de Nissan hoy en Argentina? ¿Qué es lo más activo que tienen?
March, Versa, Note, Sentra y Frontier (que hoy por hoy está restringida a la cuota de México) y el Kicks que en breve se va a convertir en un protagonista destacado de ese portafolio. Ese modelo está tomando un gran protagonismo: lo lanzamos en los Juegos Olímpicos y hoy por hoy ya representa un 50% de las ventas en Brasil.

¿Qué fecha comercial tenes de Kicks acá en Argentina?
El inicio de ventas real arranca en mediados de julio.

¿Qué expectativa de market share tienen para este año?
El año pasado cerramos en niveles de 1.5% y la expectativa para este año es estar en niveles arriba del 2%.

¿Y en Brasil cuál es ésta realidad?
En Brasil cerramos el año en 3.4% y la expectativa para este año es estar en niveles de 4%.

¿Qué te dicen los reportes que te llegan de Brasil? ¿Arranca o no arranca la economía?
Para mí es una cuestión de tiempo: Brasil se va a recuperar. Obviamente están pasando por un proceso de limpieza y transformación muy importante que creo que es para mejor. Es doloroso, pero es para mejor. El potencial del país es enorme y sabemos que hoy por hoy están a mitad de su capacidad productiva. Pero estas inversiones que hacemos nosotros no las hacemos pensando en el corto plazo, son inversiones con una visión de por lo menos 10 o 15 años. Entonces, sabemos que tiene más de 200 millones de personas, es un país que ya estuvo en niveles de 3.8 millones de unidades y tiene una capacidad de producción arriba de 4 millones. Entonces es cuestión de tiempo y nosotros estamos siendo pacientes: hacemos nuestro plan, hacemos nuestra parte, ejecutamos. El potencial está ahí y cuando el gigante se levante nos va a potencializar muchísimo más. Hoy por hoy no es que estamos super optimistas, estamos bastantes conservadores, pero si Brasil se despierta rápido vamos a necesitar más capacidad.

¿Creés que se puede sostener en Argentina un mercado de 800.000 vehículos?
Mirá, nosotros en 2014 estábamos en niveles de 600.000 y yo siempre hablé que el potencial es de 1.000.000. Con una economía pujante, con las inversiones y la infraestructura, reactivación del agro, la minería, el petróleo, el gas y control de la inflación, con ese cóctel posible yo creo que la dinámica del país debería llegar a tener 1.000.000 de unidades de venta al año. Si lo alcanzamos en 2018, 2019 o 2020 no me preocupa tanto.

Qué bueno escucharte entusiasmado...
Creo que el país está entrando en una zona positiva, de atracción de inversión y creo que el sector privado se está empezando a entusiasmar. No es fácil el camino, tenemos que tirar todos juntos para el mismo lado y eso es lo que nos cuesta a los argentinos a veces. Pero el potencial está: somos un país muy rico y el mundo nos está mirando con otros ojos, se están empezando a animar a venir. Por ahora estamos bastante entusiasmados de que vamos en el camino correcto.

¿La visión de Nissan es el auto autónomo y eléctrico?
La visión global de la compañía va de la mano de la intelligent mobility, que agarra 3 pilares fundamentales: uno que está en la tecnología de propulsión eléctrica -ya sea eléctricas o semi eléctricas- otro es el manejo inteligente o autónomo, y otro tema es la conectividad. Es decir, el auto no puede ser una caja vacía y boba que no se conecte con tu vida, con tu familia, con tu casa, con tu agenda.
Estos 3 pilares, dependiendo de las regiones del mundo que analicemos, van a ir entrando gradualmente en base a las realidades que vivimos. Si vos me hablas de Japón, ahí autónomo es una prioridad. Tienen una población muy alta en edad y no tienen muchos hijos: los vehículos autónomos ideales para gente grande. Aparte ellos tienen una estructura vial que ayuda que el vehículo se pueda conectar mucho con los sectores urbanos. Entonces hay facilidad y hay un interés real y concreto de la población que quiere vehículos autónomos.
En otros mercados, el tema del medioambiente es super importante, como China, que están invirtiendo en infraestructuras enormes para vehículos eléctricos. En Europa también está el marco regulatorio para incentivar los vehículos eléctricos.
Y si me preguntas como veo Latinoamérica, somos una masa poblacional muy jóven con mucha conectividad y pienso que ese será el principal vector aquí, antes que eléctricos y autónomos.

¿Se comoditizan los autos?
No creo que se comoditicen, para eso están los diseñadores y creo que el auto sigue siendo un bien que genera pasiones. El día que perdamos la pasión por el diseño y el manejo, el auto va ser solo un comodity de transportación. La industria se transformó de producir y vender autos a transportar gente y ser un servicio de transporte y -ahora- conectamos gente. Y en la conexión de gente tiene que estar la parte pasional porque no estamos vendiendo jabón en polvo, estamos vendiendo autos, que son una pieza de diseño. Ahí está el reto de poder diferenciarnos. Creo que las marcas y empresas pequeñas van a sufrir, porque hay que ser muy competitivo, y si no tenes el volumen será difícil.

Comentarios:

LUIS
04/07/2017 - 09:58

Brillante la nota. Una vision global de un negocio para relanzar nuestra Cordoba Industrial. Suerte amigo Jose Luis.

Dejá tu Comentario: