Viernes 21 , Julio de 2017

“Argentina va a crecer mucho” (Cristiano Rattazzi - Presidente de FCA Argentina en IN Semanal)

El “tano” Rattazzi está siempre disponible para la prensa y como accionista de FCA en el mundo tiene libertades para hablar que no se suelen tomar otros CEOs o presidentes en la industria.

Image description
Con la llegada de la Argo vamos por la clase media que siempre fue el caballito de batalla de Fiat.
Image description
Se quiere hacer un país más bancarizado y se ponen impuestos cada vez que movés la plata.
Image description
Aquí todavía existe el Ingresos Brutos que en Europa desapareció hace 70 años: hay que sustituirlo urgente.

Fue él quien -en soledad- salió a advertir primero desde el empresariado que la curva inflacionaria que impulsaba el kirchnermismo para fogonear el consumo era un camino peligroso que había que desandar.

Claro y frontal en sus posiciones, Cristiano Rattazzi se hace un lugar en la apretada agenda del “avant premiere” del Salón del Automóvil de Buenos Aires para charlar del mercado automotriz (en alza), de la producción (que languidece al ritmo de Brasil) y de un futuro que ve promisorio: “Argentina va a crecer mucho más de lo que se cree, siempre fue así cuando se abrió al mundo”, resume.

Nos acercamos al fin del primer tiempo en este 2017: ventas bien, producción floja, pero con un mayo que deja esperanza… ¿cómo lo estás viendo vos?
Muy bien en la parte comercial, muy bien el mercado argentino; muy mediocre la producción por la crisis de Brasil. Lo que vos decís de mayo, que haya aumentado un 15% la producción, es casi nada. Necesitamos un Brasil fuerte y que empiece en serio a recomprar productos argentinos.

 ¿Que arranque Brasil o que busquemos otros mercados?
Es importante eso: necesitamos un Brasil más fuerte, pero necesitamos abrirnos a más países, no depender sólo de Brasil. Pero para eso necesitamos eliminar impuestos al comercio internacional. México tiene 0, Brasil y Argentina más o menos 40%,y si queremos entrar en el mundo en serio del comercio internacional tenemos que cambiar esto.

En resumen, en Ferreyra seguimos flojos...
La planta está quedando muy bien para el nuevo producto que nosotros vamos a hacer, será algo de altísima calidad y de última generación. Pero no se verá hasta octubre/noviembre...
Por ahora, todo depende de Brasil. Lo que es seguro es que ha dejado de bajar (el mercado brasileño): ya hace 3 meses está más o menos estabilizado. Ahora, que de golpe empiece a subir con las incertidumbres políticas que hay en Brasil, no sabemos. Por ahora no vemos señales de decir “wow”. En resumen, en la fábrica hay muy buena moral pero en este momento es pésimo el nivel de producción.

 ¿El Argo se va a sentir en las ventas de este año para Fiat?
Sí: con la llegada del Argo, Fiat va a tener un aumento fuerte de las ventas en Brasil, porque no es un producto típico de la línea Fiat, es una novedad.
Acá vamos a lanzarlo a la red comercial formalmente en septiembre/octubre. Las expectativas es que se lleve el 20% de su segmento, por lo menos... y después vemos. Nadie sabía que la Toro iba a ser así de exitosa hasta que salió y cada persona que la prueba la quiere comprar.

Viendo la participación de mercado del último año y lo que va del 2017, Fiat viene resignando posiciones ¿qué lectura hacés de eso?
Primero, Fiat no puede permitirse resignar rentabilidad. Está en plena inversión, está poniendo US$ 500 millones (en la planta de Ferreyra) y no puede resignar rentabilidad. Ahora viene Argo, porque le faltaba un poco la fuerza al segmento. Entonces las nuevas ventas vendrán de Toro y ahora va a aparecer Argo, que va directo a la clase media que siempre fue el caballito de batalla de Fiat. Esos son ciclos que uno tiene. Tampoco resignamos mucho, resignamos un puntito (de market share).

¿Pensas que este nivel de 800.000 vehículos patentados al que apunta el año es el nivel del mercado argentino?
Yo creo que va a aumentar rápidamente porque veo una Argentina que va a crecer mucho más de lo que la gente piensa. Siempre que el país se abrió al mundo, siempre creció. Acordémonos del primer periodo de Menem que creció todo. Entonces, pienso que va a haber mucho más mercado. El campo compra muchísimo, ahora la construcción empieza a crecer mucho. Queda el problema de la inflación, pero por suerte esta semana tuvimos una pequeña alegría por la baja (del IPC de mayo a 1,3%, según Indec). Acordémonos que la inflación es la que crea el treinta y pico porciento de pobreza que tenemos. La inflación es el peor de los impuestos para la gente…

Siempre lo dijiste...
Siempre lo digo. Entonces hay que alinear la inflación, disminuir el déficit fiscal porque sino no eliminás la inflación ni arreglás el país. Llámalo ajuste o como quieras, pero lo que no podés es seguir gastando más de lo que te entra en las cuentas, ni el privado ni el público. Lo podés hacer -por un pequeño período- para reactivar, pero sólo por un pequeño período. Estas son las cuentas pendientes: la inflación, el déficit fiscal y todos los impuestos totalmente distorsivos que tenemos.

Ahí hay mucho por hacer, ¿a cuál impuesto hay que apuntarle primero?
Todavía existe Ingresos Brutos que en Europa desapareció hace 70 años. Hay que sustituirlo con un IVA provincial o un impuesto a la venta final provincial, pero ingresos brutos tiene que desaparecer. Después está el (impuesto al) cheque (créditos y débitos bancarios): queremos hacer un país más bancarizado y ponemos impuestos cada vez que movés la plata. Los países hasta te dan un incentivo para que la plata se mueva bancarizada y no en cash. Con esto se está diciendo: “si sos una pyme paga de contado así no pagas el impuesto de 1,2% cada vez que movés la plata”. Entonces estamos todos locos, tenemos que eliminar eso.

El gobierno dice que con el crecimiento van a poder bajar el déficit fiscal...
Este es un cuento de hace 30 años. Lo que hay que hacer es bajar los gastos a lo que es compatible con el nivel de país. No es que se puede gastar de más diciendo “yo quiero ser Alemania o Suecia”. Antes tenes que llegar a tener los ingresos de Alemania o Suecia.

Mirando lo que va del año se ve un fuerte crecimiento de los autos premium: ¿hay otro mercado o era demanda contenida?
Había una demanda totalmente contenida y hay un país que quiere crecer. Acá se da la famosa historia de hacer una economía para los ricos y una para los pobres. Si hacemos una economía para los pobres, vamos a ser todos pobres. Entonces lo ideal es hacer una economía para los ricos para que todos entren en una economía de riqueza. Mientras más premium haya más significa que el país está creciendo, porque sino no habría la capacidad de compra de este tipo de autos.

¿La visión de Fiat es que el futuro del auto es autónomo y eléctrico? ¿En cuánto tiempo?
En tiempos nadie lo sabe. Ahora en lo eléctrico parece que sí. Estaba con un amigo en New York ayer que me dijo que se pasó al eléctrico y nunca más vuelve a un auto a motor. Hay que escuchar qué dice la gente. Los híbridos se venden muy rápido. Los eléctricos están en camino. Y también serán autónomos. Pensa en un camionero en la autopista a las 2 de la mañana... ¿para qué si se puede poner una máquina, un robot, que te lleve el camión sin molestar a nadie? Eso es el futuro.

¿Cómo es la apuesta de Fiat en eléctrico?
Estamos muy fuerte con un híbrido que es la (Chrysler) Pacífica, el vehículo con el que está haciendo las pruebas Google. Hay que ver si traemos esa híbrida ahora que bajaron los impuestos. Eso es lo más fuerte que tenemos.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: