Viernes 28 , Julio de 2017

Tersuave da color a su expansión: abre dos centros de distribución y se instala en Uruguay

(Por Guillermo López) La empresa de la familia Torre es una de las marcas más emblemáticas de Córdoba y compite palmo a palmo con multinacionales en el negocio de la pintura. Tiene casi 60 años en el mercado y desde 2015 encaró un plan de inversiones que sólo este año desembolsará unos $ 100 millones. En su estrategia de expansión, además, no descarta la compra de compañías del rubro. Roberto Torre, hijo de Camilo, el fundador de la compañía, sigue al frente de la firma pero la tercera generación ya pisa fuerte. Lo demuestra que el elegido para contar los planes de Tersuave haya sido Juan Pablo Torre (foto), para quien el futuro pinta muy bien.

Image description
Juan Pablo Torre, director de Tersuave, contó los planes de expansión de la empresa.
Image description
Recambio generacional. Roberto Torre (67), al centro, presidente de Tersuave. Lo rodean Felipe Torre, Pedro Calviño (hijo de Cristina Torre, hermana y socia de Roberto), Francisco Torre y Juan Pablo Torre.
Image description
'Este es un año que se va a presentar con muchas oportunidades, que pinta bien', aseguró Torre a InfoNegocios.
Image description
El área de sistemas, recursos humanos y ventas en las oficinas de Córdoba. La empresa tiene 400 empleados en todo el país.
Image description
El centro de distribución cordobés tiene 4.200 metros cuadrados.
Image description
La sede de la compañía en Córdoba está enclavada en el corazón de barrio Los Boulevares. Este año facturará alrededor de $1.000 millones.
Image description
Las máquinas para coser bolsas de papel de pintura en polvo se muestran hoy en el ingreso de la empresa.
Image description
En el departamento técnico de la firma, Pablo, Paulo y Gustavo escuchan atentamente a Roberto, mientras realizan pruebas del poder cubritivo de las pinturas.
Image description
Verónica Bartolini (jefa de marketing y comunicación) se encargó de recibir a InfoNegocios para esta nota de 40 de las Grandes.

Su hablar pausado se contrapone con la velocidad que adquiere arriba de su bicicleta de montaña. Es la mañana del viernes 28 de abril, a dos días del Desafío del Río Pinto, y Juan Pablo Torre se dispone a contarle a InfoNegocios en qué anda Tersuave.

En esa competencia obtendría el puesto 67 de los 833 participantes de su categoría. Nada mal para este joven empresario de 39 años que hace apenas cuatro se dedica al ciclismo.

Su padre preside la empresa pero desde su cargo de director Juan Pablo está en la toma de decisiones. Es parte de su día a día y seguramente ello tiene tanta adrenalina como una bajada de la emblemática carrera de mountain bike que corrió en el norte de Punilla.

"La compañía nació en 1959, cuando mi abuelo se vino de Las Perdices (al sur de Córdoba) dejando su actividad como rematador de hacienda para dedicarse junto a un grupo de socios y amigos a la actividad minera", explica al inicio.

Somos la marca más fiel a Belgrano

(Silvia Rodríguez - Directora de marketing y responsable de RSE)


Se trató de Compañía Minera Santa Cruz, que empezó con la idea de la explotación de oro y plata pero que en esa búsqueda se toparon con un yacimiento de minerales (ferrito rojo y ocre amarillo) que se usan en la industria de la pintura a la cal.

La venta de pintura a la cal -en la legendaria bolsa de 4 kilos- se transformó en el core de la firma. Camilo ya había comprado la totalidad del paquete accionario y nacía la marca Tersuave. "El nombre viene asociado a Tersura y Suavidad, aunque es una historia no tan documentada", dice entre risas el nieto del fundador.

La generación siguiente, a cargo de Roberto Torre, quién tomó las riendas de la empresa con apenas 18 años, se dedicó a profesionalizar cada vez más la compañía y con el desarrollo de la promoción industrial instaló una planta de fabricación de pintura líquida en Villa Mercedes, San Luis, en 1986. "Allí saltamos a la torta grande, donde en poco más de una década nos posicionamos entre las empresas líderes del país", explica el joven director.

Hoy el mercado es un 99% de pintura líquida y está dividido en 4 empresas que se llevan el 80% de la torta: las multinacionales Alba y Sherwin Williams, y dos locales Tersuave y Sinteplast.


La firma posee cinco centros de distribución: Mendoza y Tucuman, netamente comerciales, y Cordoba, Rosario y Buenos Aires, plazas que suman además oficinas administrativas, de marketing, etc.

"Competimos básicamente con firmas con actividad central en Buenos Aires y tener una cobertura más extendida nos ha diferenciado de la competencia. La estrategia de la compañía siempre estuvo basada en dar servicio al cliente", acota.

El futuro pinta bien
Torre confirma los datos estadísticos: los argentinos pintamos poco. Consumimos unos 4 litros per cápita por año, contra 14 de Estados Unidos o 7 de Brasil. "Eso puede que sea malo ahora, pero también es bueno porque indica que hay mucho para crecer", reflexiona optimista. "Pintamos poco básicamente por una cuestión cultural, pero cuando cambie será rápidamente contagioso: si pinta el vecino uno también pinta", grafica.

La empresa proyecta entre un 7% y 8% de crecimiento este año respecto de 2016, lo que representará una producción total de 27 millones de litros entre los más de 200 productos que conforman una amplia gama de látex, impermeabilizantes, revoques plásticos, barnices, etcétera.


En su estrategia comercial -con un canal dividido 20% homecenters y 80% en tiendas tradicionales (pinturerías, corralones)-  la empresa de los Torre apuesta al pinturero tradicional. "No vamos a tener locales propios", enfatiza.

Pero no por eso su expansión quedará sujeta a lo que pueda desarrollar desde su fábrica. Ante la consulta puntual sobre si existe la posibilidad de que adquieran otra compañía del rubro durante este año (NdR: la prensa habló de la posible compra de Colorín), Torre responde: "Existe, pero no hay ninguna conversación al respecto".

Apertura en Uruguay y expansión en el mercado interno
La empresa exporta desde hace años a Paraguay y Uruguay.  Precisamente en este último país decidió operar directamente y a fines del año pasado abrió un centro de distribución en Montevideo donde apuestan a un desarrollo un poco más agresivo de la mano de Sodimac, el homecenter del que son proveedores estratégicos.

Pero el ojo seguirá puesto en el mercado local, donde comenzó hace un par de años un fuerte proceso de inversión, apalancado con la emisión de Obligaciones Negociables, algo que se repetirá también este año.

El programa de desarrollo comenzó con la implementación del sistema SAP y siguió con la inauguración del Centro de Distribución y Administración de Buenos Aires (inversión de US$ 10M).

En julio seguirá con la apertura de un nuevo centro de distribución en Tucumán (una nave de 1.800m2), que remplazará al que fue totalmente saqueado en 2013, cuando se robaron 300.000 litros de pintura. La inversión allí será de $15 millones.

"En paralelo comenzamos las obras en otro centro de distribución en Villa Mercedes (San Luis), en un predio de 60.000 m2 frente a la planta productiva. Se trata de una nave de 4.000m2 cubiertos y allí la inversión demandará otros $ 60 millones", amplía. A eso se sumarán algo más de $16 millones en la actualización de las líneas de producción.

Con su objetivo claro y una estrategia estudiada para alcanzarlo, Torre se entusiasma en el sprint del reportaje. "Este es un año que se va a presentar con muchas oportunidades, que pinta bien", concluye.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: