Viernes 15 , Septiembre de 2017

Aguas Cordobesas invierte $ 400 millones y planea llevar su know how al exterior de la mano del Grupo Roggio

(Guillermo López) La compañía celebrará en pocos días sus 20 años como concesionaria del servicio de agua potable en la ciudad de Córdoba. Es una de las concesionarias de bienes públicos más relevantes de la provincia (casi 500 empleados, $1.200 M de facturación) y su CEO, Enrique Sargiotto, hace un balance de la actividad y anticipa los planes para el mediano plazo. Además, habla en detalle del Caso Taym y de la posibilidad de exportar los servicios a países limítrofes donde el holding cordobés opera con otros negocios.

Image description
Enrique Sargiotto, el CEO de Aguas Cordobesas, posa junto a una imagen de la Planta Suquía.
Image description
Sargiotto enumera el plan de obras de la firma. Detrás, lo observa con atención, Cristina Barrientos, jefa de Relaciones Institucionales de Aguas Cordobesas.
Image description
El primer paso: al llegar el agua cruda pasa por un sistema de rejas para quitarles los desperdicios más grandes.
Image description
Un caudalímetro precisa la cantidad de litros que ingresan a la planta Suquía. Detrás, la planta donde se produce el ozono que se inyecta al agua cruda.
Image description
El sistema de filtrado comienza aquí, en estos grandes piletones. La Planta Suquía abastece al 70% de los usuarios cordobeses.
Image description
Para el filtrado se utiliza arena gruesa y aire comprimido a través de un sistema totalmente automatizado.
Image description
En el laboratorio de planta donde se efectúan muestras de todo el proceso.
Image description
La ampliación de filtros en la planta de Suquía, la obra quedará lista en pocas semanas y demandó una inversión de $35 millones.
Image description
Debajo de los piletones donde se filtra el agua hay una gran obra de ingeniería.

Sargiotto ingresó en 2007, después de la compra de acciones de Grupo Roggio a Grupo Suez y AgBar, las compañías que se hicieron cargo de la privatización del servicio, allá por 1997.

La crisis de 2001 afectó al contrato y en 2006 se produce una renegociación del contrato que implicó que el Grupo Roggio comprara la mayoría del paquete accionario.

Desde entonces controla la empresa y luego de adquirir, hace unos 3 años, el resto de las acciones de Suez (alrededor del 10%) se quedó con más del 60% de la empresa. Pero en los últimos días adquirió el 10,8% que aún mantenía el Banco Galicia, que había formado parte del grupo inversor inicial. De esta manera, Roggio administra hoy casi el 72% de las acciones y el resto sigue en manos de Inversora Central S.A., otra sociedad conformada por inversores locales (familia Bobadilla). "De esta manera, por primera vez en su historia Aguas Cordobesas pasó a ser 100% cordobesa", subraya.

Hoy la empresa se dedica a la producción, distribución, mantenimiento y comercialización de agua potable y todo lo que son obras nuevas en el servicio corren por cuenta de la Provincia, que para tal fin cobra cargos fijos en la boleta.

Entre las previstas para los próximos 24 meses se destacan la ampliación en la producción de la planta Suquía para llevarla a 5,5 m3/seg. (cuando se privatizó producía 2,5) y en la de Los Molinos, con lo que se alcanzará un total de 8m3/seg. "Con esas obras pensamos mejorar la situación existente, que tiene problemas puntuales, a la que sumaremos ampliación de redes, producción y estaciones elevadoras", acota. Y estima: "Para fines de 2018 esperamos incorporar a 250.000 personas a la cobertura de nuestro servicio".


Hoy, más del 90% de la ciudad está abastecida por esta red, ya que hay sectores urbano-marginales donde no se puede regularizar el sistema por falta de títulos de propiedad; donde se sumaron grifos públicos (hoy debe haber unos 80) o se provee agua en bloque (llegan con un caño de gran dimensión) que cooperativas se encargan de distribuir.

Con todo, la inversión de la empresa contabilizada desde 2014 a 2018 rondará los $ 400 millones.

En Córdoba hay algo más de 500.000 clientes de los cuales 350.000 son conexiones (en un edificio hay varios clientes pero una conexión, por ejemplo) y de esos hay unos 150.000 con medidores.

Desde la empresa explican que la instalación de medidores se justifica cuando es una forma de incentivar al ahorro. "Pero lo cierto es que el el régimen tarifario llega a un límite que no incentiva al ahorro ya que establece una base libre de 25m3 (casi un tanque por día) y sobre eso se pagá un monto en base al catastro.

El excedente se paga con precios escalonados (25 a 35m3, 35 a 45m3, etc.). Un cliente que consuma más de 55m3 paga el metro cúbico excedente casi 9 pesos:  ergo, por llenar una pileta de 40.000 m3 paga $ 360. "En ese sentido, el agua es muy barata", dice Sargiotto.

“La RSE es un aporte a una ciudad mejor”

(Gabriel Triunfo - Gerente de RR.HH; responsable de RSE)


No obstante, aclara que el 60% de los clientes consume menos de 25m3 con lo cual ponerle o no el medidor no le cambirá la situación. "Todos los grandes o posibles grandes consumidores los tenemos con régimen de medición", dice.

El 50% de lo que paga cada cordobés por su factura de Aguas Cordobesas va a la empresa para cubrir costos operativos (y, obviamente, una rentabilidad) y el resto se divide en impuestos (21% IVA, 10% tasa municipal para cloacas, tasas Ersep 2%) y un 18% cargo tarifario.

Exportar el servicio
Con más de una década en la prestación del servicio, desde la firma piensan en exportar el know how adquirido. "Hemos hecho algunos intentos, no localmente y con la experiencia evidentemente se abren posibilidades de buscar oportunidades. El grupo tiene negocios en Brasil, Paraguay, Perú y estamos en condiciones de salir a esos lugar, fundamentalmente. En el caso de que se den contratos de estas características vamos a participar", resume.

La firma tiene hoy 478 empleados y estima facturar este año alrededor de $ 1.200 millones.

La inundación de Taym y las dudas que se generaron
- ¿Qué parámetros básicos son los que se tienen en cuenta para los controles?
-El plan de muestreo que ejecuta Aguas Cordobesas cuenta con parámetros físicos, químicos, bacteriológicos y biológicos, que se analizan según criterios de frecuencias tanto en aguas crudas, como tratadas y distribuidas. En forma mensual se realizan más de 4.000 análisis durante todo el proceso para asegurar la calidad del agua que se distribuye en la ciudad.

- ¿Ha variado el protocolo luego de la inundación en la planta de Taym?
Nuestra empresa tiene un protocolo de trabajo que se lleva adelante en forma habitual, la aplicación del mismo nos permite detectar con la suficiente anticipación la calidad del agua que ingresará a nuestras plantas y de esta manera ajustar, de ser necesario, el procedimiento para poder tratarla.
En el caso puntual del evento mencionado, se aplicó dicho protocolo y ante la detección del incremento de turbiedad se procedió según el instructivo para esa contingencia. De esta manera, se restringió el ingreso de agua a la planta hasta tanto se verificó – con estudios propios y también los llevados a cabo por el Ente de Control – que los parámetros del agua cruda eran los normales para comenzar el proceso de potabilización.

Clase empresaria
"El empresario debe cumplir un rol fundamental, tiene que participar más en las políticas de Estado y generarlas no a su conveniencia sino a lo que le sirve al país y hay que comprender que el compromiso -más que sectorial- es un compromiso social. Creo que hubo empresarios que se quedaron callados durante mucho tiempo, pero cuando la presión del Estado es dura hay parte del empresariado que pudo haber hablado pero también es cierto que ellos eran responsable por mantener miles de empleos".

Comentarios:

Juan Carlos
04/05/2017 - 06:59

Insólito!.... pretender hacer una defensa de Aguas Cordobesas de Roggio explicando el cumplimiento de los protocolos por el desastre de Taym, también de Roggio, que no cumplió los protocolos!.... Sigan defendiendo lo indefendible!

Dejá tu Comentario: